La boda "Fifí" del año

La boda de uno de los principales colaboradores de AMLO causó controversia debido a las enormes cantidades de dinero invertidas en el enlace matrimonial.

Ciudad de México (Imagen & Ajedrez Político).- En medio de un gran dispositivo de seguridad en Puebla se realizó este sábado la boda de César Yáñez y la empresaria Dulce María Silva Hernández. Al enlace matrimonial acudieron políticos de todos los colores, incluido el presidente electo Andrés Manuel López  Obrador, del cual Yañez, fungió como vocero durante su campaña presidencial.

Además de AMLO y su esposa Beatriz Gutiérrez Müller acudieron Alfonso Romo, próximo jefe de la Oficina de la Presidencia de López Obrador; Manuel Bartlett, futuro titular de la CFE; Rocío Nahle, próxima secretaria de Energía; Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena; Octavio Romero, futuro director de Pemex, así como los gobernadores electos Adán Augusto López Hernández (Tabasco) y Cuitláhuac García (Veracruz). 

La novia estuvo presa en el 2016 debido a acusaciones por supuestamente poseer terrenos de manera ilegal, llegó a la ceremonia religiosa a bordo de un auto de lujo luciendo un vestido de Benito Santos, quien ha diseñado para la primera dama, Angélica Rivera y cuya indumentaria cuesta arriba de los 100 mil pesos.; la mesa de regalos en el Palacio de Hierro suma un millón 470 mil pesos en objetos como sillones y vajillas con diseños exclusivos.

Se presume, César Yáñez ocupará un alto cargo en la administración de López Obrador, la boda realizada en la Iglesia de Santo Domingo fue señalada en redes sociales por su opulencia. El Centro de Convenciones William O. Jenkins fue acondicionado a manera de cuento de hadas, las columnas se transformaron en árboles de los que colgaban velas, el evento estuvo amenizado por Los Ángeles Azules.