El retorno de Fox

Por: Ulises J. Hernández

Acabamos de festejar 80 años de nuestro PAN y digo nuestro, parafraseando al canta autor Alberto Cortés, digo nuestro porque lo que amamos lo consideramos nuestra propiedad.

 El festejo encabezado por el líder nacional Marko Cortés estuvo marcado por una emotividad singular, con la presentación de un performance que describió la historia desde su fundación en 1939. Un discurso apasionado y aguerrido, al grado de lastimar cuerdas bucales del líder michoacano, y sin embargo esa no fue la nota en los medios, la nota tuvo por título FOX.

Cumplir 80 años en el marco de una Asamblea Nacional no es cosa menor, después de cambiar y marcar profundamente la vida de nuestro país; después de la lucha democrática que nuestros fundadores llevaron a cabo y que hoy forman parte de la herencia histórica de nuestro partido, el foco de atención fue la llegada del expresidente Vicente Fox.

Muchos se preguntan ¿el regreso de Fox a nuestras filas, le viene bien o mal al partido? Y si usted me cuestiona, responderé con un rotundo “le cae de maravilla su regreso”.

Hay una realidad que la dirigencia no puede dejar pasar y se llama historia;  Vicente Fox regresa luego de haberse alejado de la filas albiazules y de apoyar abiertamente el gobierno de Peña Nieto.

Ese ranchero que encendió las esperanzas de un país entero en año 2000, sacando al PRI de los Pinos, nos decepcionó con su apoyó al gobierno tricolor 2012-2018. En ese momento mi único auto consuelo era su hazaña democrática, “me quedo con lo mejor de él” me repetía.

Sin embargo, a petición de un grupo de “notables” del PAN, Fox regresó a su casa, hecho que le conviene por supuesto, porque en su cruzada contra López Obrador, el guanajuatense nunca tuvo más puestos los reflectores mediáticos, que con su regreso al PAN.

Nos suma como partido, porque tener de nueva cuenta al primer presidente producto de la alternancia en nuestras filas, pesa, nos guste o no, es parte de nuestra historia, su regreso da buenas señales. El festejo del 80 aniversario panista fue una fiesta para el regreso del hijo prodigo.

No saben cómo me hubiera gustado que al menos hubieran mencionado al hijo desobediente.

Felipe Calderón nos guste o no, es parte de nuestra historia y no la podemos negar. Su lugar debe estar le guste o no a la dirigencia y a Marko Cortés.

Ojalá algún día Calderón vuelva, como ya lo hizo Fox.

@UlisesjHD



Ulises Hernández

Comunicador especialista en Periodismo Político, columnista, coordinador de Comunicación e Imagen DIF Huixquilucan, editor en Jefe de Imagen & Ajedrez Político.