Irán ofrece paz a todos sus vecinos

El presidente Iraní trató de bajar la tensión en el golfo. EU siguió con las amenazas.

Redacción


El presidente iraní, Hasan Rohani, tendió ayer una mano a sus rivales del Golfo Pérsico, en especial a Arabia Saudita, para rebajar las actuales tensiones y tratar de evitar un mayor despliegue de tropas estadounidenses en la región.


Consciente de la escalada de la crisis, Rohani aprovechó un gran desfile militar en Teherán para mandar una advertencia del poderío defensivo de Irán y congraciarse con los países de la región.


En este contexto, anunció que presentará en la Asamblea General de la ONU en Nueva York, adonde viaja mañana, una iniciativa llamada Coalición por la Esperanza y Paz en Ormuz, el estratégico estrecho escenario de tensiones.


Por su parte, Estados Unidos apunta a evitar una guerra con Irán y los soldados adicionales que se ordenó desplegar en la región del Golfo Pérsico son para “disuasión y defensa”, dijo el secretario de Estado, Mike Pompeo. Agregó que estaba seguro que el presidente Trump tomaría acciones si esas medidas de disuasión fracasan.